LIBERTAD ES SIMPLEMENTE SER UNO MISMO

Y ser uno mismo simplemente es hacer lo que uno siente y piensa.

El ser humano actual vive en una curiosa contradicción, da más importancia a lo que los demás piensan de él, que a sus propios pensamientos.
Exageración aquí, adaptación habilidosa allá, “miedo en el aire” a que nos critiquen y nos rechacen, temor a defraudar lo que suponemos que los demás esperan de nosotros. Muchas personas viven bajo las cadenas de aquella parte de sí mismas que necesita aprobación y que se siente amenazada por el qué dirán de una sociedad determinada.

LA LIBERTAD NO ES UN PROCESO SIMPLE, sino que más bien se alcanza a base de atreverse a ser uno mismo y osar decir No. Una actitud mediante la cual se comprueba que cuanto más decimos claramente No, más calidad y valor tiene nuestro Sí.
“Sed sobrios”, dijo el sabio, recordando que la verdad es hija de la sobriedad. Un principio que no sólo hace referencia a la cantidad de comida o de cosas compradas, sino que también señala un estado de conciencia despierta y centrada. La sobriedad habla de la medida justa y del recogimiento que conecta con el núcleo de nuestra morada interna. Si uno cultiva la sobriedad, sin represión ni auto-negación, sentirá un cálido fluido, una vitalidad sutil del alma liberada. En realidad, desde la sobriedad es más fácil ser libre de verdad.

LA LIBERTAD ES UN ESTADO DE CONSCIENCIA que conlleva un progresivo descondicionamiento mental. Los niños son libres porque no suponen que siendo ellos mismos, dejarán de ser queridos.
Ya conocemos el diseño del proceso iniciático en el que para activar nuestro crecimiento hemos de pasar por la pérdida de la inocencia. Y es justo en ese momento, cuando comenzamos un solitario exilio y cruzamos el umbral del laberíntico mundo de las experiencias mundanas. De niños éramos de verdad, auténticos, pero inconscientes de esa verdad, es decir, no sabíamos que éramos auténticos, que éramos nosotros mismos. Más tarde, tuvimos que aprender a vivir en esa jungla llamada sociedad.
Sucedió entonces que, siguiendo las reglas del Gran Juego, nacimos a la mentira como protección, casi necesaria, ante el miedo y la carencia. Pero llega un momento en el que uno siente resonancias de la “vuelta a casa” y de nuevo, desea hacer aflorar al niño eterno que se da el lujo de vivir en la verdad y la conciencia. Un estado que ya olvidamos y un permiso que nos libera. Se trata de recuperar una inocencia, pero ahora enriquecida por la consciencia del que se da cuenta.
Más tarde, una vez centrados en la plena coherencia interna, recobramos la sencillez cotidiana, las palabras justas, los gestos de una espontaneidad consciente y la fluidez de los que no exigen y sin embargo, colaboran. Y sucede que aquello que uno expresa desde dentro, casualmente es sabio, no hiere al mundo y además seca el sudor a los que, exiliados del ser interno, todavía no descansan.
La libertad auténtica tiene más que ver con soltar la tiranía de las creencias, tanto adquiridas como propias, que con no tener obligaciones y poder hacer lo que nos dé la gana.
La liberación de las mismas no conlleva negarlas, sino por trascenderlas a un nivel más amplio. Cuando las creencias están integradas, se alinean de forma natural con los intereses globales de un nuevo plano de existencia. Algo que se llama madurez y que, como los buenos vinos, gana con el tiempo y mejora en cada cosecha.
Somos verdad cuando sentimos nitidez en los propósitos y distinguimos muy bien desde qué parte de uno mismo se actúa y se habla. Ésa es la verdad que libera, la que no se engaña a sí mismo, aunque luego se exprese al mundo lo que, realmente, uno elija y quiera.

 

Anuncios

Le doy la bienvenida a “mi juez”

Darte la bienvenida significa aceptarte a ti mismo tal y como eres, tal y como estás en este momento, y también aceptar la vida tal y como se presenta. Es la capacidad de permitir todo de ella, incluyendo todas las partes de ti mismo y de tu vida que no te gustan, y dejar que todo fluya sin engancharte en las historias que ha creado tu mente. Darte la bienvenida es no tratar de hacer que tu vida sea diferente a lo que es. Es más fácil decirlo que hacerlo, ¿cierto?

Sé que no siempre es fácil darle la bienvenida y aceptar la vida tal cual, especialmente aquello que nos desafía, porque hemos estado condicionados a juzgarnos continuamente a nosotros mismos y a los demás. Esta es la voz que aprendimos a escuchar cuando éramos jóvenes. El juez dentro de ti es una crítica demasiado dura y puede ser sumamente cruel, y sin embargo, se trata de una parte sagrada de ti. Es un mecanismo de protección que se formó cuando eras niño y simplemente está protegiendo el punto de vista de cada niño de este mundo. Tu juez podría decirte que tienes que ser perfecto y que no está bien cometer errores. Pero ese juez nunca ve toda la verdad.

Aprender a darle la bienvenida a ese juez es como aprender un nuevo lenguaje. Si te vas a vivir a otro país e intentas hablar su idioma, luchas por encontrar las palabras correctas. Pero, con el tiempo, comenzarás a pensar en ese nuevo idioma. Una buena manera de conocer a tu juez es escribir lo que dice – cosas como “estoy demasiado gordo,” o “no tengo nada que ofrecer” o “todo el mundo lo hace mejor que yo.” A medida que empiezas a ver a ese juez por lo que realmente es, comienza a perder su poder sobre ti y tú puedes reconocerlo de inmediato. Y finalmente, serás capaz de decir: “¡Gracias por compartir!” En ese momento, estarás estableciendo una relación con el juez en lugar de actuar desde él.

La próxima vez que tu juez te diga que eres malo o que estás equivocado o que has cometido algún error, te invito a que le des la bienvenida. Dale las gracias a tu juez por tratar de protegerte y dile que todo está perfectamente bien y que tú estás bien exactamente como estás. Después, hazte consciente de cómo esto te hace sentir.

Curioso y existe MIEDO A ENAMORARSE !!!

Una de las fobias más curiosas es la fobia a estar enamorado.. Este trastorno de ansiedad puede tener un efecto en la vida social y emocional de persona que lo sufre. En casos graves, el filofóbico puede no solamente evitar amores potenciales, sino que puede dejar de relacionarse con compañeros de trabajo, vecinos, amigos y familiares.

El acto de enamorarse puede ser una de las experiencias más increíbles que podemos sentir los seres humanos, pero para un filofóbico, puede convertirse en una situación que le produce una terrible sensación de malestar y niveles altos de estrés emocional y físico. La Filofobia puede ser altamente incapacitante.

Algunos síntomas frecuentes de la Filofobia:
Viven relaciones sin compromiso, hablan poco de sí mismas, evitan mostrarse como son, ponen una “barrera infranqueable” para no sentirse vulnerables, tienden a establecer relaciones simultáneas por el mismo miedo que tienen a ser abandonadas y sus relaciones son una montaña rusa de emociones con subidas y bajadas constantes.
A nivel físico, presentan síntomas cuando están en presencia de la persona del sexo opuesto de quién sienten atracción física y emocional. Algunos de estos síntomas serían: ataques de pánico clásicos, desórdenes gastrointestinales, latidos irregulares del corazón, sudores, falta de aire y un deseo de dejar la situación.

En psicología y psiquiatría existen diferentes opiniones respecto a este trastorno. Pero parece ser que lo que desencadena la Filofobia es un sentimiento intenso de un fracaso en una relación pasada que no se ha superado. Esta escuela de pensamiento sostiene que el paciente que sufre de Filofobia tiene heridas de un divorcio o un proceso de desamor doloroso que hace que evite cualquier situación potencial de ser lastimado de nuevo por un enamorado. Otros profesionales piensan que la Filofobia nace de un miedo intenso a ser rechazados.

1.000 palabras que cambiarían el mundo

Las siguientes 1,000 palabras, si las abrazamos y actuamos de acuerdo a ellas, cambiarían todo en la Tierra para mejor:

Piensas que estás siendo aterrorizado por otras personas, pero en realidad estás siendo aterrorizado por tus propias creencias. Tu experiencia de ti y tu mundo cambiará dramáticamente si adoptas los Cinco Pasos para la Paz:

Permítete reconocer que algunas de tus viejas creencias sobre Dios y sobre la Vida ya no están funcionando.

Explora la posibilidad de que hay algo que no entiendes sobre Dios y sobre la Vida. Un entendimiento que podría cambiarlo todo.

Anuncia que estás dispuesto a que un nuevo entendimiento sobre Dios y la Vida sea mostrado ahora, un entendimiento que podría producir una nueva forma de vivir en el planeta.

Con valor examina estos nuevos entendimientos y, si se alinean con tu verdad y saber interior personal, amplía tu sistema de creencias para incluirlos.

Expresa tu vida como una demostración de tus más altas creencias, en lugar de cómo una negación de ellas.

AQUÍ HAY ALGUNOS NUEVOS ENTENDIMIENTOS QUE PODRÍAMOS DESEAR EXAMINAR:

Todos somos Uno. Todas las cosas son Una Cosa. Sólo hay Una Cosa y todas las cosas son parte de esa Única Cosa Que Hay. Esto significa que eres Divino. No eres tu cuerpo, no eres tu mente y no eres tu alma. Eres la combinación única de las tres, las cuales comprenden la Totalidad De Ti. Eres una individuación de la Divinidad; una expresión de Dios en la Tierra.

Hay suficiente. No es necesario competir, mucho menos pelear, por recursos. Todo lo que tienen que hacer es compartir.

No hay nada que tengan que hacer. Van a hacer mucho, pero nada les es requerido hacer. Dios no quiere nada, no necesita nada, no demanda nada, no ordena nada.

Dios habla con todos, todo el tiempo. La pregunta no es ¿A quién habla Dios? La pregunta es: ¿Quién escucha?

Hay Tres Principios Básicos de la Vida: Funcionalidad, Adaptabilidad y Sustentabilidad. Estudien las relaciones entre ellos y habrán aprendido el secreto del cosmos y la vida eternal.

No existe tal cosa como Lo Bueno y Lo Malo, solo existe Lo Que Funciona y Lo Que No Funciona, según lo que intentas hacer.

En un sentido espiritual, no hay víctimas y no hay villanos en el mundo, aunque en sentido humano parece que indudablemente los hay. Sin embargo, como eres Divino, nada puede suceder en contra de tu voluntad.

Nadie hace nada inapropiado, dado su modelo del mundo.

No existe tal lugar como el infierno y la condenación eterna no existe.

La muerte no existe. Lo que llamas “muerte” es meramente un proceso de Re-Identificación.

No existe tal cosa como el Espacio y el Tiempo. Sólo existe el Aquí y Ahora.

El Amor es todo lo que es.

Tú eres el creador de tu propia realidad, usando las Tres Herramientas de Creación: Pensamiento, Palabra y Acción.

Tu vida nada tiene que ver contigo. Se trata de todos aquellos cuyas vidas tocas y cómo las tocas.

El propósito de tu vida es recrearte nuevamente en la siguiente más grandiosa versión de la más grande visión que jamás hayas sostenido acerca de Quién Tú Eres.

En el momento en que tú declaras algo, todo lo contrario vendrá al espacio. Esta es La Ley de los Opuestos, produciendo un Campo Contextual dentro del cual aquello que deseas expresar puede ser experimentado.

No existe tal cosa como la Verdad Absoluta. Toda verdad es subjetiva. Dentro de este marco hay cinco niveles de decir la verdad. Decirte a ti tu verdad sobre ti. Decirte a ti tu verdad sobre otro. Decirle al otro tu verdad sobre ti. Decirle al otro tu verdad sobre el otro. Decirles a todos tu verdad sobre todo.

La raza humana vive dentro de un conjunto preciso de ilusiones. Las Diez Ilusiones de los Humanos son: la Necesidad Existe, el Fracaso Existe, la Desunión Existe, la Insuficiencia Existe, el Requisito Existe, el Juicio Existe, la Condenación Existe, la Condicionalidad Existe, la Superioridad Existe, la Ignorancia Existe. Estas Ilusiones están hechas para servir a la humanidad, pero necesita aprender a usarlas.

Hay Tres Conceptos Nucleares de Vida Holística: Honestidad, Conciencia y Responsabilidad. Vive de acuerdo a estos preceptos y la lucha desaparecerá de tu vida.

La Vida funciona dentro de un paradigma Ser-Hacer-Tener. La mayoría de las personas lo entienden al revés, imaginando que primero uno tiene que “tener” cosas para poder “hacer” cosas, para finalmente “ser” lo que desea ser. Revertir este proceso es la manera más rápida de experimentar la maestría en la vida.

Existen Tres Niveles de Ser Consciente: Esperanza, Fe y Conocimiento. La maestría espiritual se trata de vivir desde el tercer nivel.

Hay Cinco Falacias Sobre Dios que crean crisis, violencia, matanza y guerra. Primero, la idea de que Dios necesita algo. Segundo, la idea de que Dios puede fracasar en obtener lo que necesita. Tercero, la idea de que Dios te ha separado de Él porque no le has dado lo que necesita. Cuarto, la idea de que Dios sigue necesitando tanto pero tanto lo que necesita que ahora Dios requiere que tú, desde tu posición separada, se lo des. Quinto, la idea de que Dios te destruirá si no cumples con Sus requerimientos.

Existen también Cinco Falacias la Vida que igualmente crean crisis, violencia, matanza y guerra. Primero, la idea de que los seres humanos estamos separados los unos de los otros. Segundo, la idea de que no existe suficiente de aquello que los seres humanos necesitamos para ser felices. Tercero, la idea de que para obtener aquello de lo que no hay suficiente, los seres humanos debemos competir entre nosotros. Cuarto, la idea de que algunos seres humanos son mejores que otros. Quinto, la idea de que es apropiado para los seres humanos resolver las severas diferencias creadas por las otras falacias matándonos entre nosotros.

Que haya un Nuevo Evangelio para todas las personas en la Tierra: “Todos somos uno. La nuestra no es la mejor manera, la nuestra es simplemente otra manera”.

Estas 1,000 palabras, vividas diariamente, podrían glorificar la vida en su mundo en una sola generación.

( Conversaciones con Dios )

Los 10 errores de la religión y de la “espiritualidad”

Las siguientes 10 clasificaciones no están destinados a ser definitivas, pero se ofrecen como una herramienta para la toma de conciencia de algunas de las enfermedades más comunes transmitidas espiritualmente.

1. Comida rápida espiritual: Mezclar la espiritualidad con una cultura que celebra la velocidad y el resultado, es probable que se confunda con la comida rápida espiritualidad. Una cosa es clara: la transformación espiritual no se puede tener en una solución rápida.

2. La espiritualidad de imitación: la espiritualidad de imitación es la tendencia a hablar, vestirse y actuar como nos imaginamos que una persona espiritual lo haría, es como la tela de leopardo que imita la piel real de un leopardo.

3. Motivaciones confusas: A pesar de que nuestro deseo de crecer es genuino y puro, a menudo se mezcla con otras motivaciones, como el deseo de ser amado, de pertenecer y el deseo de ser especial, ser mejor que, para ser “el uno”.

4. Identificarse con las experiencias espirituales: En esta enfermedad, el ego se identifica con nuestra experiencia espiritual y empezamos a creer que estamos encarnando ideas que han surgido dentro de nosotros en determinados momentos. En la mayoría de los casos, no dura indefinidamente, aunque tiende a perdurar en los que se creen iluminados o funcionan como maestros espirituales.

5. El Ego Espiritualizado: Cuando el ego se espiritualiza, es invulnerable a la ayuda o a una retroalimentación constructiva. Nos convertimos en seres humanos impenetrables, retrasando nuestro crecimiento espiritual, todo ello en nombre de la espiritualidad.

6. La producción en masa de los maestros espirituales: Hay una serie de tradiciones que producen las personas que se creen con iluminación espiritual. Esta enfermedad es como una cinta transportadora espiritual: poner en este resplandor, conseguir la visión, y bam! Está iluminado y listo para iluminar a otros en forma similar. El problema no es que estos profesores instruyan sino que se presentan como que han alcanzado la maestría espiritual.

7. El orgullo espiritual: El orgullo espiritual se produce cuando el practicante, a través de años de penoso esfuerzo, en realidad ha alcanzado un cierto nivel de sabiduría y usa sus logros para justificar el cierre de más experiencias. Una sensación de “superioridad espiritual” es otro síntoma de esta enfermedad de transmisión espiritual. Se manifiesta como una sutil sensación de que “yo soy mejor que otros, más sabios, y por encima, porque yo soy espiritual.”

8. La mente del grupo: También se describe como pensamiento de grupo, la mentalidad de culto, o la enfermedad de ashram, la mente es un grupo de virus insidioso que contiene muchos elementos de la codependencia tradicionales. Los individuos y los grupos infectados con “mente de grupo” rechazan los individuos, las actitudes y circunstancias que no se ajusten a las normas, a menudo no escritas, del grupo.

9. El complejo “pueblo elegido”: Es la creencia de que “Nuestro grupo está más evolucionado espiritualmente, potente, inteligente y, en pocas palabras, mejor que cualquier otro grupo.”

10. El virus mortal:He llegado” Esta enfermedad es tan potente que tiene la capacidad de ser terminal y mortal para nuestra evolución espiritual. Esta es la creencia de que “he llegado” es el objetivo final de la senda espiritual. Nuestro progreso espiritual termina y un mayor crecimiento se detiene.

Mi móvil y yo ….una auto-entrevista sobre mi telefono portatil

samsung de fesnan

Preguntador: ¿qué móvil tienes?

Fesnan: Un Samsung GT-C3520

¿Cuánto te dura la batería?
Suelo cargarlo los fines de semana o los lunes, unos 6 o 7 días aproximadamente.

¿Se puede mirar el móvil en una comida de amigos?

Poder se puede, deber… es otra cosa, o estás comiendo con los amigos o estás desaprovechando de esa oportunidad.

¿Cuál es la aplicación que más usas?
Afortunadamente tengo pocas, lo que uso del móvil aparte de hablar es el twitter para mirar como va mi equipo de futbol de mi ciudad y la alarma según que ocasiones.

¿Y la que más odias?
Por decir algo lo de hacer fotos, son de mala calidad, para eso prefiero la cámara digital que tiene las funciones propias de ella y salen muchísimo mejor.

¿En qué momento inoportuno te ha sonado el móvil?
Cuando estás más ocupado que no das a basto y resulta que para más molestias te suena y te despista, brrrrrr, jajaja.

¿Te dolería perder el móvil o la cartera?
Sin dudarlo la cartera, esto es como qué fue antes la gallina o el huevo… con el móvil no puedo tomar una caña o un café, jeje

¿Leerías a escondidas los mensajes de tu pareja?
Y por qué no?, sería interesante tener otra opinión distinta de la que tú sabes y te enterarías de algo que te pierdes, muy divertido, si

¿Podrías vivir sin móvil?
Te diré qué me pasó la semana pasada; al cambiarme de pantalón después de comer, se me quedó el móvil  salí a la calle, hice una vida normal, lo de costumbre, volví a casa, metí la mano en el bolsillo y no lo encontré, pensé que se me quedó por ahí… le dije a mi mujer que me hiciera una llamada perdida por si estaba por la sala o vete tú a saber antes de darlo por desaparecido, sonó en mi habitación…. suspiré …. estaba allí, miré las llamadas pendientes y sólo estaba la de hace un minuto, por lo tanto hay vida sin móvil.

¿Preferirías que te leyese el whatsapp tu jefe o tu pareja?
mi whatsapp es imposible porque no tengo, el de ellos, por cotillear me trae sin cuidado…. si les mola presumir…. allá ellos , seguro que no hay nada demasiado interesante….

ERES EL AMOR DE TU VIDA

No busques amor. No te abandones a ti mismo buscando amor en los demás. El amor no es un objeto, no puede ser ni dado ni quitado. No puede encontrase o perderse. El amor no es un sentimiento, un estado, o una experiencia extraordinaria, sino lo-que-eres, la presencia misma.

No confundas el amor con atracción. La atracción viene y va y puede desaparecer con el tiempo. No confundas el amor con tus deseos. Los deseos son impermanentes, transitorios. No confundas el amor con sentimientos de felicidad, placer, con un sistema nervioso excitado. Los estados pasajeros no pueden durar; no es su naturaleza. Incluso las promesas que hoy parecen tan seguras, y que nacen desde la mejor de las intenciones pueden desvanecerse el día de mañana, o romperse.

El amor, sin embargo, no se desvanece. El amor no puede disminuir con el tiempo. El amor no es una mercancía, una forma de intercambio. El amor es un campo, un campo dentro y fuera de nosotros, un campo donde los pensamientos, los sentimientos, incluso los más aparentemente sólidos planes para el futuro pueden aparecer y desaparecer. El amor incluye tanto la esperanza como la pérdida, el entusiasmo como el aburrimiento, la terrible decepción como la felicidad. El amor es el campo para las formas cambiantes, el suelo que nos sostiene mientras caminamos, nos sentamos, hablamos o no; mientras sentimos lo que sentimos en presencia de los demás, mientras abordamos nuestros asuntos de este día, mientras planeamos, comemos; mientras sentimos esperanza, decimos adiós y tratamos de amar. El amor es mucho más grande que nosotros. No lo generamos con palabras y hechos, o incluso con intenciones, sino que somos continuamente abrazados por él, acogidos en su inmensidad, sin importar lo que hagamos o dejemos de hacer. Nos casamos, nos divorciamos; somos amigos, somos amantes; nos separamos, sufrimos juntos; nacemos, morimos; y el campo permanece imperturbable.

Nadie nos ha dado amor; esa es la más grande ilusión. Simplemente hemos recordado el campo a través de la presencia del otro, a veces hemos reconocido la eternidad en medio de lo cotidiano para después atribuirle el hecho a alguien más. El amor nunca vino de fuera; lo que pasó es que simplemente acariciamos nuestra propia presencia, nos rendimos al amor que ya somos. Y nadie nunca nos ha retirado el amor; simplemente olvidamos el campo, y ‘culpamos’ a los demás, y buscamos de nuevo el amor, sintiendo su ausencia, perdiéndonos en el relato de un ‘amor perdido.’ Sin embargo, el amor siempre estuvo allí, incluso en su aparente ausencia; estaba presente, incluso en la pérdida. El amor no puede ser aplastado; una ola no es capaz nunca de aplastar al Océano.

No busques amor, no busques la luz. Sé eso, ofrécelo. La alegría de amar es infinitamente mayor que la alegría de aferrarte temerosamente al amor de otro, porque muy en el fondo sabes que es una ilusión que aquello que siempre has anhelado pueda venir de fuera de ti. Tú eres el Amor de tu Vida; tú siempre has sido el Indicado, el Uno.

La búsqueda termina exactamente donde comenzó – en la presencia.

Te das cuenta que eres el amor mismo, y esto lo cambia todo; el amor es tuyo, por siempre… incluso cuando no lo es.