Le doy la bienvenida a “mi juez”


Darte la bienvenida significa aceptarte a ti mismo tal y como eres, tal y como estás en este momento, y también aceptar la vida tal y como se presenta. Es la capacidad de permitir todo de ella, incluyendo todas las partes de ti mismo y de tu vida que no te gustan, y dejar que todo fluya sin engancharte en las historias que ha creado tu mente. Darte la bienvenida es no tratar de hacer que tu vida sea diferente a lo que es. Es más fácil decirlo que hacerlo, ¿cierto?

Sé que no siempre es fácil darle la bienvenida y aceptar la vida tal cual, especialmente aquello que nos desafía, porque hemos estado condicionados a juzgarnos continuamente a nosotros mismos y a los demás. Esta es la voz que aprendimos a escuchar cuando éramos jóvenes. El juez dentro de ti es una crítica demasiado dura y puede ser sumamente cruel, y sin embargo, se trata de una parte sagrada de ti. Es un mecanismo de protección que se formó cuando eras niño y simplemente está protegiendo el punto de vista de cada niño de este mundo. Tu juez podría decirte que tienes que ser perfecto y que no está bien cometer errores. Pero ese juez nunca ve toda la verdad.

Aprender a darle la bienvenida a ese juez es como aprender un nuevo lenguaje. Si te vas a vivir a otro país e intentas hablar su idioma, luchas por encontrar las palabras correctas. Pero, con el tiempo, comenzarás a pensar en ese nuevo idioma. Una buena manera de conocer a tu juez es escribir lo que dice – cosas como “estoy demasiado gordo,” o “no tengo nada que ofrecer” o “todo el mundo lo hace mejor que yo.” A medida que empiezas a ver a ese juez por lo que realmente es, comienza a perder su poder sobre ti y tú puedes reconocerlo de inmediato. Y finalmente, serás capaz de decir: “¡Gracias por compartir!” En ese momento, estarás estableciendo una relación con el juez en lugar de actuar desde él.

La próxima vez que tu juez te diga que eres malo o que estás equivocado o que has cometido algún error, te invito a que le des la bienvenida. Dale las gracias a tu juez por tratar de protegerte y dile que todo está perfectamente bien y que tú estás bien exactamente como estás. Después, hazte consciente de cómo esto te hace sentir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s